¿Regresaremos a la normalidad?

Antes de responder a esta pregunta debemos saber que es la normalidad. Si damos una mirada atrás en el calendario se puede decir que en Octubre del 2019 teniamos una vida normal.

La vida normal de los Americanos en términos generales antes del COVID-19 representaba cumplir con un horario de trabajo de entre 40 a 70 horas semanales en muchos casos. 

Aquellas personas casadas compartir el tiempo restante con su cónyuge e hijos, la escuela de los niños, los deportes el fín de semana, el parque, la playa, el campo, los amigos y el asado.

La vida económica del país con sus constantes movimientos y estrategias para continuar con un crecimiento sostenido. 

La vida política matizando sus mejores colores para convencer al electorado de quién podría ser la mejor opción a elegir en Noviembre del 2020.

La vida social entre eventos deportivos, culturales, los restaurantes y bares  conformaban hasta hace muy pocos meses una parte importante de nuestra vida en el país con más diversidad en el mundo. Se puede decir que teníamos una vida normal.

¿Qué Ha Cambiado?

Se puede decir que el brote del coronavirus ha cambiado todo. Hemos visto los efectos devastadores que la epidemia a causado en la gran mayoría de países. Los casos registrados de personas infectadas se cuenta por millones y la cantidad de muertes sobrepasan el cuarto de millón.

En Estados Unidos a pesar de contar con una gran infraestructura y de tomarse medidas oportunas para controlar la crisis, estamos aportando el mayor número de contagios y de fallecimientos causados por la epidemia.

Hemos tenido que cambiar nuestros hábitos de manera forzosa. La cuarentena es la práctica cotidiana, donde todos los miembros de la familia tienen que compartir la vivienda las 24 horas del día.

Muchas empresas tuvieron que cesar actividades dejando en el desempleo a millones de trabajadores. Otras compañías se han dado cuenta de que parte de su fuerza laboral puede trabajar desde casa.

En una sociedad de consumo plagada de industrias y productos se ha pasado de ser consumidor constante a una casi total austeridad.

Algunas mujeres que hemos logrado entrevistar nos han dicho que un cambio drástico ha sido para ellas, no estar pendiente de la moda y de las compras de ropa y zapatos, así como las visitas al salón de belleza y arreglos de uñas, algunas nos dijeron que el el futuro ese tipo de productos no serán su prioridad.

Por el cierre obligatorio de bares y sitios de entretenimiento nocturno otras personas nos han comentado de que para ellas ha sido un cambio duro, porque en estos establecimientos se gozaba de buen esparcimiento y se tenía la oportunidad de conocer y convivir con mucha gente.

Como el camaleón los americanos nos hemos tenido que reinventar, la necesidad de cambiar nuestra forma de vivir por la epidemia de Coronavirus ha hecho que muchos descubran nuevos talentos, en general hemos tendido que valorar el significado de la paciencia y la compasión. 

A pesar de la ayuda económica aportada por el gobierno muchos ciudadanos han sufrido tremendas pérdidas, han agotado sus ahorros y se han visto en la necesidad de crear fuentes de ingresos como la fabricación casera de mascarillas.

Para los padres de familia una de las cosas más difíciles ha sido tener ocupados y entretenidos a los niños en casa, teniendo en cuenta de que los parques y playas han sido cerrados para evitar el contagio de coronavirus.

Las escuelas han innovado y establecido las clases por internet, lo que ha hecho necesario que en tiempo récord se tengan los programas online para poder continuar con una educación de calidad para todos nuestros estudiantes.

La industria de servicios ha sido la más afectada, aunque una parte se considera esencial millones de personas se quedaron sin trabajos por tener que cumplir con las reglas de distanciamiento social y muchas cuentan apenas con veinte horas laborales por semana.

Nuestros héroes en este momento nos son los superdeportistas a los que estábamos acostumbrados, ni los artistas, ni los miembros de nuestras fuerzas militares sino nuestros médicos y enfermeras, que segundo a segundo en primer línea se juegan la vida atendiendo a nuestros enfermos.

Lamentablemente los servicios fúnebres se han tenido que atender por internet aunque no en todos los casos, porque hemos tenido que soportar lo crudo de la tragedia de tener miles de muertos donde muchos son puestos en camiones congeladores y otros han sido enterrados o cremados sin la presencia de sus familiares.

El papel higiénico se volvió artículo de primera necesidad y durante los primeros días de la crisis era lo primero que se agotaba en los supermercados.

¿Qué vendrá después del Coronavirus?

Indudablemente la vida tendrá un antes y un después del Covid-19, por mucho tiempo quedará el miedo al contagio lo que hará necesario continuar con las medidas de precaución y los hábitos de higiene tanto en lugares de aglomeración como en los hogares.

Nos queda claro que la colaboración es esencial para luchar juntos por un mismo fin, que empezando en casa podremos construir un mejor mundo para todos, colaborando en nuestras comunidades con nuestras autoridades y con el mundo en general.

Estamos aprendiendo que el valor real de las cosas está en nuestro corazón y no en un aparador.

Debemos esperar:

  • Cambios en nuestra vida social, nos reuniremos con menos frecuencia y con más precaución.
  • Cambiaremos nuestro acostumbrado saludo del apretón de manos o del beso en la mejilla por una respetuosa reverencia como se hace en la cultura Asiática.
  • Se incrementará el conocer personas, enamorarse, comprometerse y casarse por las redes sociales.
  • Se podrá asistir a cualquier universidad desde cualquier parte del mundo
  • La educación desde pre kinder hasta un postgrado se podrá hacer por clases virtuales.
  • Se reducirá a uno o ninguno los hijos.
  • Más eventos pagados por internet: 

Conciertos, deportes y tendremos visitas virtuales a museos y a lugares distantes.

  • Veremos que poco a poco como desaparecerán los pequeños comerciantes
  • Tendremos visitas virtuales al médico y con sistemas para tomar la temperatura y signos vitales a distancia, así como diagnósticos de medicina interna.
  • La gente asistirá a celebraciones religiosas desde su computador
  • Se hará normal la práctica de funerales online.
  • La inteligencia artificial será una herramienta normal en la industria y en los hogares
  • Se disminuirá en grandes cantidades la inmigración y los desplazamientos humanos.
  • Aparecerán novedosos sistemas de transporte aéreo y terrestre.
  • Tendremos miles de métodos y formas de trabajo para cubrir la demanda por las nuevas condiciones de vida y se crearán millones de nuevos trabajos.

La vida es un constante cambio donde todos los seres nos adaptamos a lo que dispone la madre naturaleza. Lo que nunca cambiará en la vida del ser humano es el sentimiento de Amor y las necesidades básicas como Comida, Ropa y Vivienda. 

El pasado es algo que ya no existe, el futuro aún no ha llegado, lo que tenemos es el presente, vivamoslo intensamente y tendremos siempre una “Vida Normal”.

Get More Info On Options To Sell Your Home...

Selling a property in today's market can be confusing. Connect with us or submit your info below and we'll help guide you through your options.

What Do You Have To Lose? Get Started Now...

We buy houses in ANY CONDITION in OR. There are no commissions or fees and no obligation whatsoever. Start below by giving us a bit of information about your property or call 503-212-9641...
  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *